Calema o #52, el sorprendente tiburón tigre migratorio transatlántico

Compartir:

Hace un año, durante nuestro trabajo de campo para el estudio de los tiburones costeros frente a la costa de Boavista, Cabo Verde, África Occidental, capturamos una hembra de tiburón tigre. Después de asegurarnos de que estaba en buena forma y de tomar una serie de medidas, le pusimos una etiqueta de transmisión por satélite en su aleta dorsal y la llamamos inicialmente #52.

No sabíamos que iba a batir el récord de su especie. Conocido científicamente como Galeocerdo cuvier, el tiburón tigre se extiende por los mares tropicales y templados y puede alcanzar más de 5 metros. Curiosos y, por lo general, sin miedo, investigan y consumen toda una serie de presas potenciales, desde pájaros albatros que están aprendiendo a volar, pasando por tortugas verdes y mamíferos marinos, hasta su comida habitual de peces de aleta. Lo que comen los tiburones tigre en los lugares donde los hemos encontrado sigue siendo un misterio.

Desde entonces la hemos llamado Calema en honor a los músicos favoritos de la región y hemos descubierto que ha realizado un excepcional viaje de ida y vuelta a través del Atlántico desde Cabo Verde hasta Brasil y de vuelta. Se trata del primer viaje de vuelta transatlántico documentado para esta especie. Por desgracia, tras 263 días en libertad y más de 13.000 km recorridos, la marca satelital de Calema dejó de transmitir sus posiciones en agosto.

Esto podría haberse debido a la muerte de la batería de la marca, a la bioincrustación de la marca que puede inhibir las transmisiones, o a la muerte del animal, a menudo debida a la pesca. El Atlántico oriental es un punto caliente para las pesquerías a gran escala que se dirigen especialmente a los tiburones. Esperamos que siga viva, pero si está muerta, Calema nos ha proporcionado la primera prueba de una migración de retorno de un tiburón tigre desde África Occidental.

También puede haber revelado que la residencia de los tigres en Cabo Verde puede ser de corta duración y estar ligada a la reproducción o a la búsqueda de alimento, ya que no se han observado fácilmente crías. Más misterios por resolver mientras seguimos identificando cómo reducir las amenazas a los tiburones en las aguas de la región, que son objeto de una intensa pesca.

Noticias relacionadas...

Belice

El trabajo de MarAlliance con la gran fauna marina icónica comenzó aquí. Ahora, con 24 años de experiencia en el país, seguimos trabajando para la

Leer más

Honduras

Una moratoria sobre la pesca de tiburones declarada en 2011 ha dejado al país sin muchos datos sobre las poblaciones y distribuciones de tiburones y

Leer más