Creación de redes de pescadores en las cuencas oceánicas 

Compartir:

Cuando Evan Cuevas creció en la pequeña aldea no electrificada de Monkey River, en el sur de Belice, nunca soñó que se convertiría en formador de buenas prácticas de pesca. Pero ése es exactamente el viaje que este joven pescador de langostas emprendió a principios de este año, cuando viajó por medio mundo a la isla de Pohnpei, en los Estados Federados de Micronesia. Aunque Evan había estado trabajando con MarAlliance como asistente de investigación de seguimiento, su destreza en el buceo a pulmón y su astucia en la búsqueda de langostas llamaron la atención del Dr. Kevin Rhodes, Coordinador de Pesca a Pequeña Escala de MarAlliance. El Dr. Rhodes buscaba a la persona adecuada para formar a los pescadores locales de Pohnpei en métodos para mejorar la sostenibilidad de la pesquería de langosta del país. Aunque promovemos los intercambios de pescadores entre varios países en los que trabajamos, éste fue un intercambio sin precedentes debido a la distancia recorrida (¡más de 12.000 km!) y porque el intercambio se centró en la langosta y no en los tiburones. A lo largo de los años hemos aprendido que la conservación de la gran fauna suele tener más éxito cuando se abordan primero las necesidades y prioridades locales, y se definen los vínculos entre la salud de la fauna y las poblaciones de otras especies.

Tras un desconcertante viaje por varios países y aún más husos horarios, Evan se reunió con los líderes de las comunidades pesqueras de Pohnpei y les presentó la historia de la pesca de langosta en Belice. A Evan le sorprendió encontrar muchas similitudes entre Belice y Pohnpei, ya que ambos países han experimentado un descenso de las poblaciones de langosta debido a la sobrepesca impulsada por el aumento de la demanda. Para proteger la pesquería más valiosa del país, Belice estableció una temporada de veda y límites de tamaño, y ahora está promoviendo la captura de langostas vivas mediante el uso de la simple pértiga para reducir la captura de hembras grávidas y animales de tamaño inferior al normal. La formación en tierra con 40 de los mejores pescadores tradicionales de Pohnpei se centró en la fabricación y el uso de los palillos, y luego se trasladó rápidamente al mar. Los pescadores presentaron a Evan los impresionantes corales del Pacífico y los peces de arrecife que eclipsan a sus primos caribeños, mientras él les mostraba cómo pescar eficazmente con el nuevo y más sostenible tipo de arte. El intercambio demostró que los pescadores tradicionales que se dedican a los mismos recursos no tienen que reinventar la rueda y que se puede lograr un camino hacia una mayor sostenibilidad de las pesquerías mediante el fomento de los intercambios entre pares, creando a su vez una vibrante red de pescadores tradicionales en todas las regiones. Esperamos apoyar los intercambios entre pescadores de Cabo Verde y del Arrecife Mesoamericano a continuación, mientras los pescadores de África occidental tratan de organizarse y participar en la gestión de sus pesquerías.

Queremos dar las gracias a los pescadores de Pohnpei por organizar la formación, y a la Dra. Melissa Giressi, que acogió a Evan en Hawai durante su viaje transpacífico.

 

Noticias relacionadas...

Belice

El trabajo de MarAlliance con la gran fauna marina icónica comenzó aquí. Ahora, con 24 años de experiencia en el país, seguimos trabajando para la

Leer más

Honduras

Una moratoria sobre la pesca de tiburones declarada en 2011 ha dejado al país sin muchos datos sobre las poblaciones y distribuciones de tiburones y

Leer más